domingo, 5 de septiembre de 2010

Sensacionalismo Rosa y politiqueo, Los Borbones en pelota

¿Qué perspectiva tendrémos del s.XIX dentro de 50 años? ¿Qué realidades presentes conoceremos de una manera más objetiva? La gran aceleración de los acontecimientos históricos nos deja descolocados para la explicación de lo que ocurre en nuestras sociedades. No somos capaces de explicar los "nuevos problemas" bien porque creemos que siguen una línea continua, bien porque no tenemos la capacidad de llegar al origen de éste y volver de nuevo al presente mediante una dialéctica apropiada, o bien porque nos vemos censurados, en las democracias, para dar explicaciones objetivas por miedo o por interés.
El caso es que en el s. XIX se va gestando la nueva mentalidad burguesa que poco a poco va abriendo su horizonte a un número cada vez mayor de individuos. Por una parte, debido a que el avance científico y tecnológico de las Revoluciones Industriales frenan la mortandad, cosa inaudita hasta el momento, y hecho que dará paso a que el hombre reivindique una mejor calidad de vida, como se esta fuera algo natural, dando lugar primero a los movimientos obreros y más adelante al socialismo y demás utopias o conservadurismos que buscan un estado natural del hombre en la imaginación, como el anarquismo o el ecologismo. Por otra parte, los gustos de una sociedad burguesa cada vez más amplia (requisito indispensable para el despegue industrial de un país) ira dando lugar a que los individuos reivindiquen una mayor igualdad para poder disfrutar del bienestar acomodaticio y ocioso de los grupos aristocráticos inmersos poco a poco en la nueva mentalidad.
El individuo es lo que importa a los gustos burgueses, ya, desde el s. XVI se va apreciando esta característica en la historia del arte europeo, pero se acentuará durante el s. XIX, donde los artistas comienzan a huir de los convencionalismos aristocráticos y trabajan puliendo y vertiendo su personalidad en sus obras.
En España se dan durante el reinado de Isabel II todas las características de los gustos burgueses, meta y aspiración que todo individuo se marca de una manera más abrumadora con el paso del tiempo, debido a su flexibilización en aras de un mundo capitalista y democrático.
Entre 1868-1869 se cree que Valeriano y su hermano Gustabo Adolfo realizaron las láminas que fueron publicadas en 1991 con el título de, Los Borbones en pelota. Estas acuarelas muestran a Isabel II, su esposo Francisco de Asis, y parte de los protagonistas de las intrigas de corte del momento, realizando orgias o actos sexuales de la manera más burda posible.
"Sentada está en su poltrona, con chulo, cetro y corona"
"Carlos Marfori de pie atendido por Isabel II, quien a su vez recibe las gracias de su confesor. Otra escena representa a sor Patrocinio que está siendo masturbada por Luís González Bravo, primer ministro"

Habrá que tener en cuenta que si es verdad que el impacto de estas acuarelas en su tiempo podián ser motivo de muerte, tambien es verdad que reflejan las leyendas y críticas populares que alimentaban los panfletos de la época al circulo burgués en aumento y también al no burgués con aspiraciones a un mayor bienestar (por tanto burgués)como ya he dicho anteriormente.
La publicación en 1991 causo un gran revuelo en la prensa, algo normal, poniendo los acentos en los dibujos de falos y coños que protagonizaban los Borbones y el clero, en definitiva en el sensacionalismo. El mundo académico realizó un gran esfuerzo en intentar atribuir la obra a los hermanos Becquer, ya que los dibujos llevaban el nombre de SEM, y se complicaba la cosa al haber varios dibujantes que firmaban sus obras con dicho seudónimo. Pero la importancia en este caso era averiguar si verdaderamente eran los Becquer los autores, ya que de esta manera se abría una nueva perspectiva en los estudios becquerianos, debido a que hasta el momento sólo se conocía su ideología católica y monárquica, uniéndose al hecho, de que la obra de Adolfo estaba dispersa no sólo en diversos periódicos sino también por diversos países europeos y por tanto era desconocida en parte.
Otro aspecto que impacta al conocer y ver dichas láminas, es que el temperamento de lo raez, de lo anticlerical y del ansia de libertad y de autonomía del español, sigue estando vigente a mediados del s. XIX, siendo un eslabón más en la historia de este país con una historia tan particular. Pero dentro de dicha personalidad de lo español no entran consideraciones políticas, sino que muestra un modo pasional y ansioso de vivir la vida al día a día libre de ataduras. Los Becquer, en un siglo donde el arte se individualizaba cada vez más, pero que convivía con las normas cerradas aristocráticas, realizaron esta obra destinada para un gran público, al igual que otras obras de las letras hispanas como El cantar del Mio Cid, el Arcipreste de Hita, el romancero, La Celestina, etc, pero la situación en aquella España no dio pie posible para su publicación.
Aludiendo al seudónimo de SEM, pero sin pretender ninguna relación, se podría decir que tanto como Sem Tob (y otros tantos escritores españoles) escribía utilizando como guía al modo de vivir y el saber popular del castellano de la época, los hermanos Becquer beben de las mismas fuentes, formando parte de ellas. Por lo tanto, se sigue dando la tendencia a lo realístico en los escritos españoles que tanto han aportado para un conocimiento más exacto de las diversas realidades de la historia de España, realismo debido a la mayor flexibilidad social que ha habido a lolargo de la historia de España, donde se codeaban todos los estamentos permanentemente. En el caso de Los Borbones en pelota, se muestran unas críticas y dichos que estaban en boca de todos.
"Real taller de construcción de príncipes. Se admiten operarios"

El libro se publico con un número limitadísimo de ejemplares, y con un precio bastante alto, algo normal, con la pretensión de convertirlo en una obra de arte o con la pretensión de crear un mayor impacto social y un debate alrededor de la publicación, algo que ya no impresiona y que sencillamente queda reducido al laboratorio práctico del "politiqueo democrático".
"Por probar de todo... de tirarse a un pollino encontró modo"

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada